Sobre Mi

Soy una periodista un tanto atípica, profundamente enamorada de la vida, del poder de las palabra y de la capacidad de superación del ser humano. Un día me cansé de correr y decidí comenzar a contar las cosas de otra manera. Ahora, mi pasión es encontrar alternativas para contrarrestar esa sobredosis de pesimismo que se instala, a veces, en nuestro día a día, explorar y aprender sobre las ventajas de vivir de un modo más sencillo y humano.

Mis sueños son sencillos. Están hechos del calor del hogar en buena compañía y con un libro entre las manos, de dosis de naturaleza, de escapadas a lugares que me cambien la mirada a la vuelta, de compartir buenos momentos con los míos y de salud para disfrutarlos.

Cada día me esfuerzo por practicar y transmitir un reto nada sencillo en estos tiempos: que la vida puede ser mucho más que trabajo, estrés y prisas. Creo que tenemos que volver a conectar con lo que éramos porque hemos dado la espalda a muchas cosas que hasta hace poco se disfrutaban de otra manera: la vida al aire libre, la buena conversación en directo, dedicar tiempo a cocinar y disfrutar un plato con tranquilidad y sin pantallas, la vida en comunidad y el apoyo a los demás, la paciencia,…

Tenemos que alejarnos de la receta instantánea para todo, de la multitarea, el perfeccionismo. Hay tantos estímulos externos que nos olvidamos de nosotros, de reconectar con nuestro cuerpo, mente y emociones.

Sueño con una sociedad que no corre hacia ninguna parte, que se detiene para disfrutar del camino, que sabe que el fin último de todo hombre no es el trabajo, ni la riqueza material sino los valores, las ideas y el amor como herramienta que mueve al mundo.

Esta es la filosofía que envuelve a este viaje que estás a punto de iniciar y que deseo, de corazón, te haga disfrutar y crecer sin límites.

El tren está muy cerca. Vamos para allá,…