Regálate un armario minimalista. Mi reto 333

¡Hola chicas despeindas! Hoy hablamos de autoregalos, que siempre está bien hacérselos a una misma incluso aunque el que os propongo hoy exija al principio un poco de esfuerzo. ¿Cuál crees que es el mejor regalo que te puedes hacer a ti misma? Sin duda más de una responderá: tiempo. Hoy te traigo una manera de ganar horas a tu día para dedicarte a lo realmente importante. Una manera muy personal de destacar tu belleza más autentica: la que refleja un estilo en el que te sientes tú misma. Te cuento…

Siempre he sido de las que guardan hasta las entradas de cine, de las que da un valor emocional a prácticamente todo lo que cae en mis manos. Así que he guardado de todo: desde los apuntes de la carrera, hasta portadas de periódicos con acontecimientos importantes, pasando por prendas a las que tengo un cariño especial o por objetos diversos de todo tipo. Esto unido a que el orden no es mi fuerte me ha hecho perder, a lo largo de mi vida, horas y horas que podría haber empleado en otros menesteres más interesantes. Por no hablar del estrés que genera no saber donde tienes algo cuando lo necesitas y que aparezca en el momento en el que no lo quieres para nada.

Un momento crucial en la vida de todo aspirante a ordenado y, especialmente, aspirante a minimalista como yo, es aquel en el que te unes a iniciativas tan fantásticas como el proyecto 333. Esta idea lleva dando vueltas en mi cabeza desde hace más de medio año y, sin embargo, hasta este verano no he decidido participar en él de un modo estricto. Las excusas aparecen a cientos cuando se trata de cambiar hábitos profundamente arraigados.

Tu día a día cambia cuando controlas tu armario. Te cuento en tres sencillas líneas en que consiste este reto.  Es simple,…  o debería serlo. El problema es que el apego que tenemos a lo material puede hacer que la tarea sea más complicada de lo que esperábamos. ¡No pasa nada! Eso sólo significa que te costará un poco más pero que necesitas más que nadie reducir a lo simple. ¡Comienza a liberarte y a domar tu ropero! Tienes que hacer lo siguiente.

Esta iniciativa parte de una chica alemana, Valentina, quien a través de su web ValeDeOro está contagiando a cientos de personas las ventajas del minimalismo y de una vida más sana y sostenible. Su lema es sencillo pero muy atractivo: simplifica tu vida y cuida del planeta. Suena bien ¿verdad? Cuando proyectos como éste empiezan a formar parte de tu vida todo se vuelve menos complejo y empiezas a ganar algo que no tiene precio: calidad de vida. Hay cuatro motivos principales por los que apuntarte conmigo a este reto:

Tener un armario lleno de ropa dispar y mal clasificada da como resultado un tiempo precioso delante del armario decidiendo que te pones.

Si sólo necesitas 33 prendas gastarás mucho menos en ropa, por tanto, podrás comprarte ropa de mayor calidad y sólo aquello que estás segura que va con tu estilo.

Un look no programado y un armario lleno de cosas innecesarias, además de generarte estrés, hace que no siempre vayas como te gustaría, lo que hace que quizás te sientas insegura y no te quieras tanto como deberías.

Este tipo de iniciativas además de mejorar tu calidad de vida contribuye al cuidado del planeta y a las compras sostenibles.

 

El Proyecto 333 no sólo supone un cambio para tu armario, sino también, para ti y la manera en que te ves a ti misma. Tu bolsillo mejorará y tu autoestima y tranquilidadsubirá. El programa tiene cuatro ediciones que coinciden con cada estación, aunque puedes unirte en el momento que quieras. Los participantes suelen compartir sus listas e inquietudes al respecto en el blog del proyecto o en sus propios blogs. El resultado es una interesante comunidad en la que cada uno da un enfoque diferente al reto. Personalmente me ha encantado el post llamado “Dale una segunda vida a tus prendas”que encaja perfectamente con la idea de Moda o Belleza DIY. Con alguna de esa ropa descartada puedes reciclar y renovar, por ejemplo, uno de los vaqueros que has elegido dentro de las 33 como en esta foto:

Foto extraída de éste articulo.

Y para terminar y hacer oficial mi candidatura a dueña de un armario minimalista y ordenado (seguro que le doy una alegría a mi madre con estas fotos) paso a publicar la lista oficial de mis 33 prendas seleccionadas a través de estas imágenes.

Te animo a que si te apetece te unas al reto. En verano es mucho más fácil. ¿Por qué no pruebas? Al principio requiere un pequeño esfuerzo pero enseguida se convierte en divertido y lo que te regalas a ti mismo es mucho más. Sin darte cuenta el concepto de vivir con menos se extenderá a otras áreas de tu vida. ¡Ya verás! Tanto si te decides a hacerlo o no, cuéntame. Me encantaría conocer tus impresiones sobre este tema.

¡Hasta pronto chicas!