Slow Blogging

¡Hola, bienvenida! Quiero contarte que después de 3 años siendo blogger y tratando de rentabilizar mi blog, soy más consciente que  nunca de que comenzar un blog para crear un nuevo estilo de vida es una tarea intensa que requiere gestionar nuestras emociones y deshacernos de nuestras creencias limitantes.

No hacerlo implica: demasiado estrés, bloqueos y en muchas ocasiones abandono del proyecto antes de haberle sacado todo el jugo.

He creado este curso basándome en la siguiente idea en la que la experiencia me ha hecho creer firmemente:

En un negocio digital puedes fallar mil cosas: falta de estrategia, mala organización, necesidad de formación, errores de base en la definición del proyecto, falta de acciones de visibilidad y un largo etcétera.

Aparte de esto, tengo algo muy claro: tu blog funciona si tú funcionas. No hay más.

Esto es lo que haría yo si hoy fuera mayo de 2013 (fecha en que abrí mi blog) si hubiera sabido todo lo que se a dia de hoy. 

  1. Aprender más de mi misma, mejorar mi propio autoconcepto para sentirme más segura y merecedora.
  2. Trabajar mi perfeccionismo, bajar mi alto nivel de exigencia, hablarme a mi misma con más mimo. 
  3. Aprender a decir no (también a mi misma) para enfocarme, aprender a organizarme, diseñar un sistema en vez de crear contenidos sin más.
  4. Valorarme para valorar lo que hacía poniendo un precio justo a mis productos.
  5. Darme cuenta de que al vender no engaño a nadie sino todo lo contrario: ayudo, ofrezco mi tu talento al mundo.
  6. Detectar que la verdadera manera de formarme no es acceder a mil contenidos sino consumir aprendizaje, paso a paso, pasando de la teoría a la acción sin saturarme con mil cosas a la vez.
  7. Sacudirme el miedo. Junto con el perfeccionismo (que también es una forma de miedo) es en gran parte el culpable principal de un blog que no despega.

 

Los bloqueos más comunes de las emprendedoras digitales

Me he pasado seis meses reflexionando sobre los aprendizajes, los aciertos, errores, progresos y estancamientos de mi proyecto.

Para ello he analizado los miedos y bloqueos a los que yo me he enfrentado este tiempo y los que ampliado y desmenuzado junto con otros miedos comunes a los que nos enfrentamos las bloggers, no sólo cuando empezamos sino durante todo el proceso de creación y rentabilización de un blog.

Estos son los miedos incluidos en el temario de este curso a los que tratamos de poner solución con diferentes recursos: ejercicios, video tutoriales, video testimonios, ejemplos y casos reales de personas que lo han superado.

A. Miedo, pereza o desmotivación ante la tecnología.

Te encuentras en este grupo si reconoces haber dicho o pensado algunas de estas afirmaciones:

  • Me siento torpe ante la tecnología. No me creo capaz.
  • No tengo paciencia, me desespero, no sirvo.
  • No se me da mal pero me da mucha pereza y procrastino una y otra vez porque a mi lo que me gusta es crear.
  • Me limita en ciertos programas y aplicaciones no saber inglés.
  • Mi ordenador y mi conexión a Internet no son muy buenas y me limitan mucho. Tardo una eternidad en hacer cada cosa.

B. Miedo a no ser una blogger legal, miedo a serlo y perder dinero.

Te encuentras en este grupo si has tenido algunos de estos miedos antes o después de hacerte autónoma o poder facturar legalmente:

  • Miedo a que te multen por actuar fuera de la legalidad.
  • Miedo o pereza a no saber afrontar el papeleo y a dar todos los pasos o trámites correspondientes sin equivocarte,
  • Miedo a no vender y “hacer el tonto” pagando una cuota mensual sin percibir ingresos mensuales suficientes.
  • Miedo a soñar a lo grande y a crear y trabajar sin límites por este bloqueo
  • Miedo a crear una tienda on line o cobrar a través de Paypal.

C. Miedos relacionados con inseguridades o baja autoestima.  

  • Miedo a poner precios altos.
  • Miedo a explicar a que te dedicas sin dudar.
  • Miedo a no ser lo suficientemente buena.
  • El síndrome del impostor.
  • Soy timida, me da vergüenza, me cuesta relacionarme y hacer networking.
  • Me siento insegura ante la cámara, soy demasiado introvertida para ser blogger.
  • Me siento a gusto en casa dentro de mi cascarón pero me cuesta salir de mi zona de confort al mundo.
  • Me comparo con otros que hacen muchas cosas y siento culpa por no estar haciendo lo que el resto.

D. Miedos relacionados con creencias limitantes sobre el dinero.

  • Ansiedad con respecto al dinero.
  • Mentalidad de escasez.
  • Presión por no llegar a fin de mes.
  • Responsabilidad con respecto a la familia y alejamiento de lo que quieres hacer en realidad por cumplir tu obligación y poner por delante a la familia.
  • No llevar un control de las finanzas.
  • Culpa a la hora de cobrar.
  • Creencias limitantes con respecto a los ricos.
  • Falta de autoestima o seguridad que te hace subestimarse y no valorar realmente las horas de su trabajo.

E. Miedo a dar el paso y cambiar de vida y dificultades para saber qué hacer.

  • No encuentro mi pasión. No sé´ de que hablar. No sé que me gusta.
  • Tengo una gran pasión pero debo buscar otra que me dé más dinero.
  • No tengo talento suficiente como para vivir de mi pasión.
  • Me siento bloqueada, cansada y estresada y en este punto se me hace difícil bucear hacia dentro para saber que quiero.
  • No me atrevo a dar un giro tan grande a mi vida y carrera para vivir de esto.
  • ¿Qué pensarán los demás?, ¿saldrá bien?, ¿para que me sirve entonces mi carrera y todos estos años de experiencia?
  • Tengo clara mi pasión pero es una visión demasiada idealista y soñadora. Tengo que poner los pies en el suelo.
  • ¿Cómo encontrar la manera de conectar mi pasión y talento para crear productos dirigidos a un público que esté dispuesto a comprar?

F. Miedo a no saber equilibrar vida personal y profesional. Falta de claridad de ideas. Falta de un sistema. Desorganización y saturación.

  • Me cuesta mantener el equilibrio entre mi vida profesional como blogger y mi vida personal.
  • Mi entorno físico está desordenado. No puedo trabajar con este caos pero no logro mantenerlo bajo control.
  • Soy multi apasionada y salto de una idea a otra sin cerrar casi ninguna.
  • No logro desconectar ni dedico tiempo a mi misma empleando tiempo y exponiendome a estímulos positivos para sentirme motivada, estimulada y conectada a mis verdaderos deseos.
  • Mi pasión es tan desbordante que necesito gestionarla para no olvidar otras cosas.
  • Me estoy obsesionando con rentabilizar y nada fluye. Tendo descuidado mi cuerpo y mi alimentación.
  • Tenga descuidada a mi pareja, mi familia y mis amigos. No tengo tiempo para nadie, ni para mi misma.
  • Me comparo con otros que hacen muchas cosas y siento culpa por no estar haciendo lo que el resto.
  • No hago ejercicio, paso demasiadas horas ante el ordenador, me siento agarrotada, me canso con facilidad cuando tengo que hacer alguna actividad física, me siento culpable por no cuidar mi cuerpo. Me siento mal porque deberia hacer algun ejercicio como yoga. Otras bloggers lo hacen.
  • No dedico el tiempo suficiente a mi alimentación. No planifico las comidas ni vigilo si como o no de manera equilibrada. Mi cocina es un reflejo de mi estado de ánimo o estrés interior. Quiero reconciliarme con el placer de cocinar y comer sin prisas.
  • Estoy estresada. Hay demasiados estímulos a mi alrededor. Me voy a volver loca con tanta información. Me cuesta enfocarme.
  • Estoy permanentemente en modo multi tarea. Me distraen las redes sociales.
  • Me cuesta mantener mi mente relajada. Me siento mal por no hacer meditación, otras bloggers lo hacen.
  • No tengo un plan definido. Procrastino demasiadas veces, no tengo trazado un mapa de ruta y voy por ahí como pollo sin cabeza. No avanzo lo suficiente en mi proyecto.

 

Lo que te propongo para la vuelta al cole blogueril. Metodología.

Mi propuesta es que nos acompañemos durante todo un año. Te propongo guiarte, paso a paso, tratando de poner solución a estos bloqueos que no te permiten avanzar.

Es importante que comprendas que no soy psicóloga ni coach. Soy escritora y creadora de contenidos. Comparto mi conocimiento y experiencia vital para inspirar y ayudar a otros pero no tengo soluciones mágicas.

Yo te daré recursos y material de sobra para que puedas comenzar tu camino como bloguer con consciencia de qué te limita, te hablaré de mis errores, de lo que he aprendido y cómo lo he hecho pero sólo tú puedes trabajar sobre tus propios bloqueos y miedos.

Durante el curso estaremos siempre acompañadas de la filosofía slow y el minimalismo.

Analizaremos tus creencias y miedos y te propondré acciones para gestionarlas y sentirte más segura y capaz.

El curso se compone de videotutoriales con explicaciones de temas técnicos, de vídeo testimonios donde te hablo de mi experiencia y de multitud de ejercicios y propuestas de desarrollo personal.

Incluye además la posibilidad de compartir tus avances con tus compañeras en el grupo de facebook.

¿Es este un curso para bloggers principiantes? Hay parte del material que si lo es, especialmente las lecciones técnicas para contratar tu dominio, alojamiento, dar los primeros pasos en wordpress o mailrelay, aprender a manejar editores de imágenes o vídeos.

Sin embargo, gran parte del curso es perfectamente válido para bloggers más avanzadas que están atascadas en miedos como los que he citado arriba: superar el síndrome del impostor que nos dificulta vender sin sentirnos culpables, superar creencias limitantes con respecto al dinero, temor a temas fiscales, bloqueo creativo por exigirte demasiado o por un exceso de información, etc.

Propongo también algunas ideas sobre visibilidad para mostrarte en redes sociales haciéndote antes visible para ti misma con diversos recursos de desarrollo personal.¿Qué encontrarás en “Slow blogging para emprendedoras digitales”?