reinvencion

Para empezar el año vengo con un post muy personal, escrito desde las entrañas en una madrugada de sábado.

Este es un post sin filtros, un post sin miedo y. sobre todo, el post que me reconcilia de verdad con la escritura.

Un post de esos de desnudarse a una misma después de mucho tiempo en silencio.

Pero antes de empezar: una nota previa, para ponerte en situación.

Si hace tiempo que no pasabas por aquí, o si eres una lectora habitual de mis cartas de la estación de los viajeros sin prisa, notarás muchos cambios en esta página.

Por un lado, toda mi amor a las pequeñas cosas y mi reivindicación por los regalos creados con calma y mucho amor han pasado a esta página.

Por otro lado, como ves si te das una vuelta por esta web notarás que me he enfocado en un sólo tema: emprendimiento femenino y consciente.

Si no te interesa en absoluto el emprendimiento, en Presente Perfecto podrás seguir leyendo- aunque no de una manera tan habitual – sobre regalos, vida slow, minimalismo y una faceta más personal.

Presente Perfecto no es exactamente un blog profesional: es un blog personal por el que me pasaré sólo cuando lo sienta.

Allí también encontrarás  productos muy especiales para mi y a los que tengo mucho cariño como mi libro de “Cartas lentas para viajeras interiores“, mi primer ebook “Ideas de regalo para un mundo slow” o mi “Curso de Cocina Lenta” con Mía Sarri.

Y ahora, el post prometido. Tengo muchas ganas de contarte que…

Ya no creo en gurús, ni en verdades absolutas

Ya no creo que lo correcto esté en el lado blanco o en el negro.

Quizás he pasado demasiado tiempo leyendo a Clarisa Pinkola o escuchándome a mi misma pero, en el último año, he dejado de creer en casi todo lo que había creído los últimos diez.

Me aburrí de esa manía de etiquetarlo todo. Me cansé de pensar que ser espiritual era practicar yoga, que cuidar mi cuerpo era dejar de disfrutar de un buen guiso de los de toda la vida, que valorar mi tiempo y mis años de trabajo y estudio era incompatible con ayudar a los demás.

transformacionMe cansé de que otros me dijeran que tenía que comer, pensar o sentir para ser esa nueva versión de mi misma, para ser merecedora de ese nuevo estilo de vida.

Me cansé de buscar respuestas fuera cuando estaban todas dentro. Clic para tuitear

Me cansé hasta de ser coherente porque ¿acaso la incoherencia no forma parte de la vida?

Si la vida es cambio y el cambio forma parte de nuestra naturaleza….

¿Es incoherente cambiar?

En este tiempo de transformación, de reinvención pura, he desterrado de mi estantería casi todos los libros de desarrollo personal o de alimentación que, durante años, han sido mis pequeñas “biblias”.

No es ahora reniegue de ellos, ni de lo que he sido, simplemente, no me resisto, evoluciono, acepto un nuevo ciclo.

Doy las gracias a esa anterior versión de mi misma pero no la retengo por miedo a que otros me digan que he dejado de ser fiel a mis principios.

Porque ¿acaso los principios no forman parte de nosotros y, por tanto, evolucionan con nosotros?

La libertad es cambiar cuantas veces te lo pida el alma y no sentir que te traicionas a ti misma por ello. Clic para tuitear

Creo, más bien, que me hubiera traicionado si decido seguir haciendo sólo lo mismo por miedo al cambio.

En este proceso de reinvención he dejado de trabajar sólo para mi y he modificado por completo la rutina de mi día a día.

He pasado de escribir habitualmente desde los 8 años y de escribir una carta semanal con mis emociones y pensamientos a mis lectoras durante casi 4 años, a no escribir prácticamente nada – ni para mi ni para otros – durante casi un año.

Y es que si navegamos incansablemente en la misma dirección enturbiaremos el agua y terminaremos secando el río.

Después tendrá que pasar un tiempo hasta que ese caudal de palabras fluya otra vez, de manera natural, salvaje y autentica.

Por qué he cambiado la temática de mi blog

Me he cansado de dar consejos

Tengo que confesarte algo…

Si hay algo de lo que me he cansad, de verdad, es de dar consejos sobre la vida.

En realidad, nunca he llegado a sentirme cómoda del todo, diciendo a otros que deben hacer para sentirse plenos.

Y aunque siempre he hablado de que esta es mi experiencia y nada más y he tratado de ser flexible, sinceramente, no quiero hacer esto ahora ni hablar tanto de mi a nivel personal.

Prefiero centrarme en un aspecto más concreto como es el emprendimiento y, el resto, compartirlo sólo cuando verdaderamente me apetezca hacerlo.

Así que este es sólo uno de los motivos por los que he cambiado la temática de mi blog.

Ya no quiero hablar tanto de mi, ni divagar todo el rato, ni reflexionar más que actuar.

No es haya nada malo en reflexionar pero llevo haciéndolo toda la vida.

Amo las descripciones largas en los libros y me encanta plantear un nuevo porqué, justo cuando acabo de dar respuesta al anterior.

Sin embargo, ahora prefiero centrarme en el cómo para variar.

¡Quiero saltar al agua en lugar de quedarme en la orilla admirando la belleza del paisaje! Clic para tuitear

Porque el paisaje es más bonito si nosotras formamos parte de él y la vida es más emocionante si dejamos de ser espectadoras para convertirnos en protagonistas.

Quiero vivir más la vida slow, fuera del escaparate

Por otro lado, quiero vivir durante un tiempo mi vida slow fuera del escaparate, centrarme en practicarla, no en teorizar sobre ella.

Mucho se ha hablado de vida slow en este blog y mucho, muchísimo en muchos otros lugares de la red.

Desde que leí por primera vez a Carl Honoré y me enamoré de este movimiento poco conocido por entonces, algunas cosas han cambiado.

Parece que ahora es casi una obligación ser slow y minimalista.

Yo, independientemente de mis errores o aciertos, he repetido algo una y otra vez: practicar esto no es más que una opción y que debe salir de dentro.

Pero las etiquetas no han tardado en llegar y yo me he cansado de estar dentro de ellas.

Así que vuelvo a repetir una vez más que ser slow no es tumbarse en la playa, no es ir a cámara lenta por la vida, no es convertirte en un monje budista que no se enfada por nada.

Ser slow tampoco es esconder tus emociones y vivir en una especie de mundo paralelo.

Quizás haya llegado el momento de dejar de explicar nada y simplemente centrarse en experimentarlo.

¿Y si empezamos a vivir sin etiquetarnos, sin juzgar a otros, sin culpas, sin modas, sin obsesiones? Clic para tuitear

Me apetece hacer esto, salir de mis límites y experimentar

Más motivos por los que esto ha cambiado…

Hay uno muy sencillo: simplemente me apetece hacer esto, salir de mis límites y vivir otras experiencias.

¿Te sorprenderías si te digo que he llegado a disfrutar de pasar datos de clientes a una tabla de excel con una buena lista de música de fondo?

Yo también me he sorprendido pidiéndome este año por reyes unas acuarelas después de decirme durante toda la vida que dibujaba peor que un niño de 3 años.

Pues si, se puede cambiar de opinión sobre una misma. No tienes que cargar tu maleta de auto-etiquetas toda la… Clic para tuitear

Se puede disfrutar con tareas que aparentemente no son lo tuyo porque “lo tuyo” es algo moldeable.

Porque el verdadero problema es decirte que eras una serie de adjetivos y no cambiarlos nunca porque tú eres eso.

No te confundas tú eres mucho más de lo que te crees capaz de ser pero…

 

zona de confortLa verdadero razón por la que posponemos nuestros sueños y no alcanzamos nuestros objetivos

Pero el problema, de verdad, es que es más cómodo ocupar sólo esas sillas en las que te sientes cómoda porque tu cuerpo ya se ha acostumbrado a ellas. 

Mientras llevemos nuestra ropa de siempre, nuestras etiquetas o creencias de siempre y nada se salga de ahí y todo esté bajo control, todo irá bien.

Sin embargo, esto es una falsa apariencia porque el control no existe.

¿Te has fijado la gran capacidad que tenemos de posponer tareas que no controlamos, procrastinando una y otra… Clic para tuitear

Nos decimos a nosotras mismas: ya lo haré después y ponemos esa carga sobre nuestros hombros hasta que la fecha límite se acerca y ya no nos queda otro remedio.

Así, lo hacemos estresadas y presionadas – y probablemente nos salga regular – por lo que confirmamos que no servimos para eso y debemos volver a lo que hemos hecho siempre.

Sin embargo, si atravesamos todo ese bosque de dudas, si nos zambullimos en esa zona de no control y, nos adentramos en la espesura de ese bosque nuevo, pese a todos esos monstruos y miedos escondidos detrás de cada árbol, todo cambiará.

Si la haces, una y otra vez, pese a que te sientas incomoda, torpe, pequeñita, desprotegida,… ese nuevo entorno comenzaré a ser cada vez más familiar.

Eso es la transformación: lanzarse a explorar nuevas facetas de nosotras, justo esas facetas que necesitamos para lograr nuestros objetivos pero que posponemos una y otra vez por etiquetarnos o por miedo a lo desconocido.

En este tiempo, junto a Antonio G,, he sentido más de una vez esa sensación de no saber cómo he llegado aquí y qué hago haciendo todas esas cosas que nunca hubiera esperado hacer.

Pero, un año después, se que no podía haber tomado mejor decisión que la que me llevó a dar un salto hacia esa parte de mi que ya no esperaba, confortablemente agazapada en mi mundo aparentemente slow.

Ya lo decía en el origen de los tiempos de este blog: se puede ser slow en mitad de un atasco o rellenando un informe para el jefe que lo quiere “para ya”.

Porque slow es una actitud, es algo interno que no siempre depende de la velocidad externa. Slow es fluir con la vida y con sus distintas velocidades.

¿Crees que no puedes conseguir algo? Prueba simplemente a hacerlo 10 veces seguidas y revisa tus creencias al… Clic para tuitear

Me paso al lado de los que actúan sin importarle el que dirán

Ya llevo casi un año trabajando para  Antonio G del blog Inteligencia Viajera, también trabajo para Autorrealizarte y voy a empezar a ser tutora del programa de Mentoring de Antonio G, con un grupo de compañeros increíbles:

  • Alejandro Novás. Creador de VivirDeTuPasión.com
  • Angel Candelaria. Creador de Angel’sGuitar.com
  • Cintia Castelló. Creadora de CintiasLoveInAction.com
  • Borja Navarro. Creador de PasosParaCrearUnBlog.com
  • Álvaro López, Creador de AutoRealizarte.com
  • Javier Manzanaque. Creador de JavierManzaneque.com
  • Cristina López, Creadora de MenteEmprendedora.com

 

¿Qué tienen en común todas estas personas?

Pues además de ser humanos como todos, que aciertan y se equivocan como tú y como yo, todos ellos tienen en común algo que me hace admirarlos: actúan movidos por sus ideas, sin importarles el que dirán.

Todos en su día decidieron pasarse al lado de los que actúan y descubrieron que sin acción no hay sueños que valgan.

Todos hablan sin pelos en la lengua y diseñan cada día le vida que quieren, sin esperar a que vengan otros a solucionarle la vida pero, sobre todo, sin creerse ninguna de las etiquetas que les pusieron.

Ellos no tienen miedo al fracaso ni temen ser criticados por salirse del camino establecido. ¿Y tú? Clic para tuitear

Dinero, dinero y dinero

Ellos tampoco tienen miedo a hablar de dinero abiertamente. Porque si el dinero es un tema tabú para ti o divides el mundo en ricos/malos y buenos/pobres déjame decirte por anticipado que no puedes emprender y vivir de ello.

Si tienes conflicto con este tema y te cuesta poner un precio justo a tus productos – como me pasaba a mi – empieza por aquí. Porque, sin esto, vas a frustrarte antes de empezar.

Una lectora me ha escrito para pedirme que le de de baja porque esto ya no es lo que era y porque ha sentido que ahora ya no hablo de vida slow sino sólo de dinero, dinero y dinero.

Aunque parezca extraño quiero agradecer a esta lectora su comentario porque al leerlo me he descubierto totalmente en paz.

Mi reacción al recibirlo ha confirmado que voy por el camino correcto – al menos por el camino correcto para mi- ya que no he sentido ni un ápice de culpabilidad o de malestar por esta opinión.

Como decía antes ya no quiero estar en un lado o en otro, sólo quiero ser autentica en todo momento y mi autenticidad está ahora en este post, en estas palabras y en esta nueva etapa.

Estoy segura que ninguna de las personas de las que he citado o con las que trabajo lo hace por dinero.

El dinero es una consecuencia de su trabajo diario, una energía con la que pueden seguir cumpliendo sus sueños… Clic para tuitear.

Pero todos y cada uno de ellos ayudan a unos cientos de personas cada año, aportan un valor diferencial a una sociedad que premia el conformismo y el miedo.

Estos bloggers envían un mensaje que la sociedad necesita.

Y, por supuesto, hablan de dinero de un modo tan natural como hablan de cualquier otra cosa.

¿Por qué pensamos que es malo hablar de dinero?

A mi me ha costado mucho valorarme, tener la autoestima suficiente para poner un precio minimamente razonable al número de horas que he trabajado ante el ordenador quitandoselas a mi vida, a mi familia, amigos, pareja, a mi misma.

He pasado cuatro años regalando mi tiempo a los demás y eso me ha traído de vuelta mucho cariño, mucha gente buena que siguen en mi vida, mucho aprendizaje y experiencia.

Sin embargo esto también me dejó vacía creativamente, me hizo sentir agobiada, perdida, a veces obsesionada con mi trabajo y, finalmente, quemada, con la urgente necesidad de un cambio.

Y digo yo: si cuando voy cada semana a hacer la compra, la cajera me dijera: lleveselo usted todo gratis. ¿No resultaría un tanto extraño?

¿Qué pasaría con el tiempo y trabajo del agricultor que cultivó los tomates, con el del panadero que horneó el pan o con las horas del trabajador de la fábrica que envasó el bote de espárragos?

Como respeto el trabajo de ellos, también respeto el mío. Es una regla simple aunque, personalmente, me ha costado lo mío ponerle en práctica.

Los puntos claves de mi proceso de reinvención

Después de tantos meses callada y de tanto cambio, soy incapaz de resumir todo lo que quiero contarte en un post.

Mejor lo tomamos con calma y vamos charlando poquito a poco. Y cuando digo charla, lo digo completamente en sentido literal. Porque me encantaría que esto, además de ser un post, se convirtiera en una conversación.

Una charla aquí debajo en los comentarios, en mi grupo o en las redes.

Pero, antes de ello, me gustaría adelantarte algunos de los puntos claves de mi proceso de reinvención que te contaré con detalle en otro post.

Para reinventarme he tenido que trabajar duro durante un año en estos aspectos: 

  • Salir de mi zona de confort
  • Aprender una nueva profesión
  • Tirar mis auto etiquetas a la basura
  • Ser más organizada si o si
  • Medir en qué se va mi tiempo
  • Aceptar que no todo está bajo control
  • Aceptar que voy a equivocarme seguro
  • Tomar decisiones y dejar atrás otras
  • Cerrar algunas relaciones y abrir otras

¿Te apetece que te lo cuente en otro post?

¿Sientes que tú también quieres reinventarte?

¿Te gustaría compaginar tu trabajo como blogger con un trabajo extra ayudando a otros blogger?

Cuéntamelo en los comentarios o, si te apetece, escríbeme a mamen@emprenderslow.com

 

Suscribete a mi lista!

Podrás recibir contenido exclusivo, bonus, herramientas y textos sólo para suscriptoras. ¿Nos vemos en tu bandeja de entrada?